miércoles, 25 de enero de 2006

de la nostalgia...

Quizás este post que dejaré hoy no tiene mucho que ver con los temas que habia estado colgando, sin embargo, pase por un blog que se llama Apartaderos y me dio mucha nostalgia recordar una deliciosamente divertida época de mi vida, y por ello quiero dejar este poema aqui:

De chachopo a Apartaderos
Camina luz Caraballo
con violetitas de Mayo
con carneritos de Enero

Inviernos del ventisquero
farallon de los veranos
con frios cordilleranos
con riscos y ajetreos
se te van poniendo feos
los deditos de tus manos


La cumbre te circunscribe
al solo aliento del nombre
lo que te queda del hombre
que quien sabe a donde fue
Cinco años que no te escribe
Diez años que no lo vez
y entre golpes y traspies
persiguiendo tus ovejos
se te van poniendo viejos
los deditos de tus pies

El hambre lleva en sus cachos
algodon de sus corderos
tu ilusion cuenta sombreros
mientras tu cuentas muchachos
una hembra y cuatro machos
Subida, bajada, brinco
y cuando pide tu ahinco
frailejon para olvidarte
la angustia se te reparte
uno, dos, tres, cuatro, cinco


Tu hija esta en su serrallo
dos hijos se te murieron
los otros dos se te fueron
detras de un hombre a caballos

La Loca Luz Caraballo
dice el decreto del juaz
porque te encontro una vez
sin hijos y sin carnero
contandito los luceros
seis, siete, ocho, nueve, diez.
Andres Eloy Blanco

2 comentarios:

Gustavo J. Mata dijo...

¡Cuanta humanidad condensa este poema! Llega.

Gracias por compartir tu hermoso y sereno refugio.

Bruno dijo...

Gracias por dejarnos este bello poema de Andres Eloy Blanco... tenía añales que no lo leía.

Ah, y felicitaciones por tu blog, me gustó mucho, y tienes una prosa muy bonita y un estilo muy propio.

Un abrazo,

Bruno